Inicio » Blog » Hazte socix de KAXILDA

Hazte socix de KAXILDA

Queridxs amigxs,

Esperamos que estéis todxs bien, con salud y que hayáis sobrellevado la situación de encierro colectivo en la que nos encontramos con cierta dignidad, además de resistiendo a todas las restricciones que se han impuesto sobre nuestros cuerpos, en nombre de la asepsia que parece gobernar el mundo.

A pesar del golpe vírico que en estos días nos azota a todxs a múltiples niveles y que, en concreto a nosotrxs, nos ha obligado a mantener el local cerrado desde que se decretó el estado de alarma, desde Kaxilda hemos seguido trabajando estas semanas para intentar mantenernos a flote en esta dura tormenta.

Por un lado, nuestro restaurante y cafetería se está preparando para lo que viene en cuanto a medidas sanitarias (que, parece, no van a ser pocas). Por otro, estamos intentado inventarnos futuros posibles para lograr que la economía que nos sostiene como pequeña cooperativa, que evidentemente tiene en esta pata del proyecto uno de sus pilares fundamentales, no se hunda en este futuro lleno de prohibiciones y encierros.

Desde la librería, el tiempo de cierre ha sido aprovechado para realizar trabajos internos de distinto tipo y para cerciorarnos de que, a día de hoy, más del 60% de los nueve mil títulos que tenemos en nuestro fondo, viene directamente de la distribución alternativa, algo que nos mantiene fuertemente vinculados a un circuito estatal (y no solo) que aboga por el libro como vehículo para la producción de pensamiento y potencia crítica y política. Nuestra meta era, es y seguirá siendo sostener un proyecto de librería que dé visibilidad a la editorial y distribución militante, que se resiste a convertir el libro en un producto de mercado de las multinacionales del entretenimiento. Es decir, la antítesis de Amazon.

En estos días, hemos discutido también posibles medidas para permitirnos tener alguna entrada de dinero, tales como el fomento de la venta online y entrega a domicilio de los libros. Tras hacer un análisis de la situación, nos hemos encontrado con los trabajadores del sector de mensajería y transporte que, ya de por si muy precarizados, han tenido que seguir haciendo su trabajo, exponiéndose por ello a un mayor riesgo de contagio y no precisamente por voluntad propia. Es por esto que, en esta primera etapa, nos hemos negado a plantear esta posibilidad como una línea de fuga para escapar del desastre. No queremos cargar el peso de nuestra supervivencia sobre otros cuerpos.

Por otro lado, nos queda la incógnita de cómo vamos a poder continuar con nuestra agenda de programación cultural y crítica. Las normativas que nos acechan, en cuanto a aforo y distanciamientos corporales, chocan de bruces con nuestra idea de generar espacios de pensamiento colectivo y construcción de agenda política. La virtualidad que en estos días hemos tenido que aceptar no nos convence y seguimos pensando en la necesidad de que cuerpos, palabras y afectos se ubiquen en un mismo lugar.

Hemos de agradecer, sin duda, el apoyo recibido por nuestrxs socixs colaboradorxs, que ha sido imprescindible, no sólo como forma de sostenimiento económico, sino también como ánimo a seguir adelante con el proyecto a pesar de las dificultades que imperan en la propia cotidianidad y de nuestras propias debilidades. Sus aportaciones permitirán, entre otras cosas, que continuemos haciendo que ciertos libros que, de otro modo, nunca se transformarían en un bien común, sirvan para alimentar “otras miradas” desde nuestras/vuestras estanterías y también desde las de las bibliotecas públicas de la ciudad, con las que, como ya sabéis, llevamos años trabajando. Así como a que podamos seguir haciendo de Kaxilda un laboratorio de ideas y un espacio de iniciativa política, social y gastronómica.

Es desde esta posición, y entendiendo la crudeza económica del contexto actual, desde la que apelamos a vosotrxs para que os unáis a apoyar nuestro proyecto.

De momento, poco más. Sólo un deseo de seguir luchando y de que consigamos extraerle saberes colectivos (y plebeyos) a esta crisis que permanezcan en nuestros «haceres y pensares” incluso más allá de ella.

Desde la cercanía,

KAXILDA

 

BAZKIDE KANPAINA /CAMPAÑA DE SOCIXS: https://mcusercontent.com/345a50fb02d59c3ee78176365/files/3c536e7d-824d-4c88-9715-6242ff528387/INFO_CAMPAN_A_SOCIOS_2020.pdf

 

DATU PERTSONALEN ERABILPENERAKO BAIMENA /AUTORIZACIÓN utilización datos personales: https://mcusercontent.com/345a50fb02d59c3ee78176365/files/fbda697a-3cae-483a-884a-c11291527513/AUTORIZACIO_N_DATOS.pdf

 

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un lugar para habitar y construir posibles
“Morder las palabras, alimentar el pensamiento”

Kaxilda es un reducto, un nodo, una plataforma, un refugio. Mantenemos la tensión utópica de ser un lugar comprometido con las luchas sociales, con la radicalidad política.

Categorías
Hazte socix de Kaxilda

Colabora en un proyecto cooperativo de transformación cultural

Suscríbete

Y recibe nuestras noticias