Inicio » Blog » Tranpatik irtetzea * Salir de la trampa

Tranpatik irtetzea * Salir de la trampa

Makina pandemikotik deskonfinamendu belikora, COVID-aren “mundu-kolpeak” tiro egin digu gerran.

Nahikoa izan da musukoak kentzea gizakion arnasak planeta suntsitzeari berriz ekiteko.

Txertoak alde batera uzten ditugu, urria da tragediatik irteteko pozoin-opzioa. Danak egiten du gora, tenperaturak eta, jakina, bankuen eta energia-transnazionalen irabaziek. Berriz ere, hondamendiaz jabetu gaitezen, hondamendiak gure poltsikoak jo behar izan ditu.

Botereak sendatu, prekarizatu eta baldintzatu egiten gaitu; ezkerrak (kapitalarenak) traizionatu egiten gaitu.

Aurrera jarraitu ahal izateko gure proiektua are gehiago politizatu beharrean gaude.  Eta gure espazio-denbora artikulatzen duten esparru bakoitzean era desberdin batean egingo dugu.

“Jatea (ere) ekintza politikoa da.”

Jatetxearen espazioa politizatzeak dakar artisau-produkzioan zentratzea, bertako produktu ekologikoekin ahal den heinean. Jaten emateak erantzukizun soziala dakar, eta gure konpromezu eta apostua elikadura osasuntsu eta orekatu baten alde egiten ditugu. Betiere asteroko egutegia gure aukera eta ahalmenei egokituz; ez dugu inor engainatu nahi, jan egin nahi dugu

“Pentsatzeak min ematen du.”

Liburudendaren espazioa politizatzeko indartu egin behar dugu jakituriaren, diskurtsoen eta ezagueraren produkzioarekin daukagun harremana, borroka fronte ezberdinei gizartearen eta politikaren eraldaketarako aukerak ematen dizkieten diskurtso horiekin dugun harremana, alegia. Horregatik gure liburudendaren jarduerek, pentsamendua sortzeko espazio gisa ulertuta, “City”-aren agendatik ihes egitera garamatzate. Gure liburu aurkezpenek, hitzaldiek, topaketek, tailerrek eta seminarioek gogoetaz egindako aukeraketa bat eskatzen dute: akziorako material eta edukiak ahalbidetu behar dizkigute.

“Idaztea pentsatzea da”

Banalitatea, hutsalkeria erasotzea jaiotzen ari den gure argitaletxearekin aurrera egitea da. Han jartzen delako jokoan aipatutako zentzu-sortze prozesu horietan agente aktibo izateko dugun aukera.

“Sozializatzea ez da kontsumitzea”

Egunero gure espazioa zabaltzearen esperientzia politizatzea espazio hori beste era batera bizitzeko gonbidapena berriz esanahiz janztea da.

Aldi berri honetan, zeinetan jatetxeak eta kafetegiak asteazkenetik larunbatera irekiko ditugun, liburudenda astelehenetik larunbatera egongo da irekita. Eta liburudendaren bitartez irekitzen da espazioa bileretara, bat egiteetara eta, azken finean, konspiraziora. Berriz ere elkarrekin egin dezagun arnas, produkzio-kontsumo harreman baten beharrik eduki gabe.

Eguneroko esperientzia politizatzen dugunean enfokatu eta intentsifikatu egiten gara, iraun egiten dugu eta horrela gure eguneroko esperientzia konjuratu egiten dugu Kaxilda irekita mantentzeko, disidentziaren lehenengo lerroan.

*

Del artefacto pandemico al desconfinamiento bélico, el golpe de mundo” del COVID nos ha disparado en la guerra.

Ha sido suficiente quitar las mascarillas para que el aliento humano vuelva a asesinar el planeta.

Abandonados a las vacunas, escasea la poción-opción de salir de la tragedia. Todo sube, la temperatura y por supuesto las ganancias de las trasnacionales energéticas y de los bancos. Otra vez, para tener conciencia del desastre, el desastre ha tenido que golpear nuestro bolsillo.

El poder nos cura, precariza y condiciona; la izquierda (del capital) nos traiciona.

Para seguir adelante toca responder politizando aún más nuestro proyecto. Lo haremos de modo distinto en cada uno de los ámbitos que articulan nuestro espacio-tiempo.

“Comer (también) es un acto político”

Politizar el espacio del restaurante significa enfocarnos en garantizar una producción artesanal, con productos de cercanía y siempre que podamos, ecológico. Dar de comer implica una responsabilidad social y nuestro compromiso y apuesta es por una comida saludable y equilibrada a nivel nutricional. Adaptamos nuestro calendario semanal a nuestras posibilidades y capacidades: no queremos engañar, queremos comer.

“Pensar duele”

Politizar el espacio de la librería pasa por intensificar nuestra relación con la producción de saberes, discursos y conocimientos que aporten a los múltiples frentes de lucha posibilidades de transformación social y política. Por esta razón nuestra actividad como librería entendida como espacio de producción de pensamiento pasa por salirnos de la agenda de entretenimientos de la “City”. Nuestras presentaciones de libros, charlas, encuentros, talleres y seminarios requieren una selectividad reflexiva en torno a aquellos materiales y contenidos que comporten un aporte para la acción.

“Escribir es respirar”

Atacar la banalidad es perseverar con nuestro proyecto naciente que es la editorial, porque allí se pone en juego la posibilidad de ser agentes activos en estos procesos de producción de sentido.

“Socializar no es consumir”

Politizar la experiencia de abrir cada día nuestro espacio pasa por resignificar la invitación a habitarlo de otra forma. En este nuevo periodo durante el cual el restaurante y la cafetería abrirán de miércoles a sábado, la librería estará abierta de lunes a sábado y a través de ella se abre el espacio como espacio de encuentro, reunión, estudio y en definitiva de conspiración, para volver a respirar juntos, sin estar mediados necesariamente por la relación de producción y consumo.

Al politizar nuestra experiencia diaria nos enfocamos, intensificamos, perseveramos y de esta forma se conjuga nuestra experiencia cotidiana para seguir manteniendo abierta Kaxilda como un espacio en la primera línea de la disidencia.

 

Kaxilda 14/11/2022

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 8 =

Un lugar para habitar y construir posibles
“Morder las palabras, alimentar el pensamiento”

Kaxilda es un reducto, un nodo, una plataforma, un refugio. Mantenemos la tensión utópica de ser un lugar comprometido con las luchas sociales, con la radicalidad política.

Categorías
Hazte socix de Kaxilda

Colabora en un proyecto cooperativo de transformación cultural

Suscríbete

Y recibe nuestras noticias